27 julio 2015

Los Juegos del Hambre VS Los juegos del hambre.

Bien, venimos esta tarde noche nublada (al menos en el inframundo) a traerles otro VS entre libro y película. Lo cierto es que de este libro en particular tengo mucho que decir porque es parte de una de mis sagas favoritas. 

Comenzaré por los actores ya que la trama es del conocimiento público. Yendo por ese camino, hablemos de los protagonistas. Cero, y sé que muchos me odiarán por esto, que Katniss Everdeen pudo ser mejorada en cuanto a la actriz que la interpreta. No dudo de los dotes histriónicos de la señorita Lawrence, simplemente me parece que ella es demasiado... ¿cómo decirlo? ¿Pulida para el papel? En el libro se nos habla de una Katniss con poca belleza estilizada, más bien tosca y poco hecha a las maneras normales. Me parece que, a pesar de los esfuerzos realizados por el equipo de la película, Jennifer no deja de ser ella misma, hermosa y galante como ella sola. En ese sentido me han quedado debiendo más de lo necesario. Luego está el maravilloso Peeta Mellark. Ahí es donde, a mi parecer, tengo más problema. 
Mucho se había dicho que el chico que hizo a Cato, no recuerdo su nombre ahora, audicionó para el papel de Mellark. Lo cierto es que, en parecido físico, ese chico en particular era quien merecía el papel. Quizá lo vieron demasiado malo, quizá simplemente Josh era más conocido, al final del día, lo que si puedo decir, es que ese Peeta me dejó a deber.

Creo que, fuera de algunos problemas de dicción en Liam y el horrible pelo de Woody, esos personajes fueron mucho más apegados a sus papeles que los protagonistas. De Elizabeth y Lenny mejor no hablamos ya que ellos, sin duda alguna, son la personificación de quien deberían. Tristemente, los protagonistas, el centro de la historia, al menos a mi me han quedado a deber más de lo que debían. 

Comparando la adaptación en si, me parece que el director cortó demasiadas escenas importantes y cambió el fin de muchas otras. La amistad implícita de Katniss con su mentor la volvieron tangible para que el público en general lo entendiera. Quizá para la media fue algo necesario pero, sin ofender a nadie, un verdadero tributo no habría necesitado de esas imágenes. Me parece que la película fue muchísimo más dedicada a la visualización, a recaudar fondos sin importar o poner suficiente empeño en el resultado para los fans, que cualquier otra cosa. Como sea, nunca se le dará gusto a nadie. Eso si, hay que admitirles y agradecerles ese enorme hecho de que el "funeral" de Rue fue puesto en escena de la mejor manera posible, casi completamente igual a cómo se podía imaginar leyendo el libro. Una escena que nos mueve y donde Jennifer deja ver todo lo buena actriz que es. No por nada tiene un Óscar.

Creo que ya casi para terminar, sólo diré que me hubiera gustado ver la muerte de Cato con mucho más detalle y, hablando de cosas relacionadas, también una mejor animación en los mutos, que pudieron haber dado para mucho más. Esos seres parecían más bien perros en lugar de "hombres lobo" salvajes y crueles. 

Por lo demás, el filme en general me deja mucho a deber. Me gustaría que hubiera sido más detallado, más apegado a lo que ya conocíamos porque Collins nos dio el mejor programa de televisión en papel y tinta. No necesitaba más pirotecnia de la que ya tenía, ni más drama, que hubo mucho. Lo único que tenían que hacer era seguir con la línea y no lo hicieron por lo que, sin lugar a dudas en esta ocasión vence el 


LIBRO


Y sin más por decir, deseo que la suerte esté siempre de su lado y nos vemos en la siguiente entrada.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Dudas, opiniones, quejas, sugerencias y amenazas de muerte en los comentarios.