08 enero 2018

Insomnia

Autor (es): Stephen King
ISMB: 987-607-492-706-5
Género: Terror, misterio.
Editorial: DeBolsillo.
Número de páginas: 890 páginas.
Saga: No.
Sinopsis: Ralph Roberts, a sus setenta años y tras la muerte de su mujer, siente que su vida se acaba. ¿Es acaso posible que su reciente viudez, unida a un persistente insomnio, sea la causa de esa nueva sensibilidad visual que, poco a poco, le permite ver el más allá de las personas? A Ralph le preocupa este hecho, no menos que el súbito e inexplicable comportamiento, irracional y violento, de algunos de sus vecinos. Bajo la calma superficie de la pequeña ciudad de Derry, algo parece estar cambiando. Y no para bien. Con Insomnia, King vuelve a mostrarse como el gran maestro en revelar el lado oscuro de la realidad.


Mis muy queridos seres míticos.


El día de hoy vengo a ustedes en este especial del dios del terror, Stephen King, para hablarles de un libro que, personalmente, me encanta de principio a fin. Lo peor del caso es que se ha hablado muy poco del texto, uno que en serio vale la pena por completo, pero vayamos por partes para que se enteren de este libro poco conocido y, sin embargo, no por eso menos bueno que el resto de este maestro del terror.



Comenzaré hablando un poco de la historia porque, si son como yo, han de haber visto ciertas similitudes con otros muchos textos de King. Lo cierto es que nuestra historia se centra, como ya se leyó en la sinopsis, en Derry. Quienes hayan estado en contacto con otros textos del autor verán que Maine (su lugar de nacimiento) y este pueblo imaginario, son una constante en sus escritos. Así pues, King nos vuelve a situar en su lugar imaginario algunos años después del derrumbe ocurrido en el drenaje a raíz de lo ocurrido con It y no por eso –ACLARO porque es importante –significa que cualquiera de las dos historias estén interconectadas ni mucho menos. Conforme se avanza en el texto podemos notar ciertas aclaraciones entre los personajes sobre diferentes realidades que coexisten en un mismo punto e interactúan con otros planos. En el libro se describe como un edificio de algunos pisos y ellos se encuentran en el piso tal mientras que It se encontraba en otro. Aquí, también, se nos hace referencia a que existen otras entidades. No es por compararlo pero el asunto es muy Lovecrafteano y no por eso deja de ser terriblemente maravilloso y muy llamativo a la hora de leerse.



Así pues, nos encontramos nuevamente en Derry, en uno algo más moderno que la última vez que lo visitamos. En este momento nos acompaña un tal Ralph Roberts. Un adulto mayor que nada tiene que ver con la infancia conocida en otros textos del autor. Y es con Ralph y su forma de ser, misma que no se describe totalmente al pie de la letra y que vamos descubriendo con calma en el pasar de las hojas, que descubrimos algo extraño en ese pueblo. De pronto la gente ya no es tan normal como parecía en la mañana y, lo que es más, percibimos a través de Roberts la presencia de dos pequeños y cabezones doctores que van por la vida cortándole un hilo a las personas que les sale de la cabeza hacia el cielo.

Refiriéndome a los personajes, les diré que me han gustado mucho. Todos ellos. Para comenzar, nuestro protagonista es un hombre mayor con dolencias clásicas de la edad pero no por eso ha perdido esa entereza de seguir adelante. Una vez que encuentra la razón para continuar, se empeña en seguir. Se nota una evolución mental ya que no podemos decir que se tenga demasiada evolución física, una que si bien no es un monumental paso con respecto a su situación previa al problema, sí que es un cambio interno considerable que ayuda en esa sensación de catarsis para el lector. De su contraparte, si es que se le puede llamar de esa manera, tenemos a un hombre aparentemente ejemplar, con familia, mismo que ni siquiera tiene idea de por qué hace las cosas. No por eso, por el hecho de ser manipulado en cierto grado, es que demerita el personaje, al contrario. Me parece que este tipo de detalles, de no tener a ciencia cierta un comportamiento determinado con el que uno como lector se pueda identificar; fue uno de los grandes aciertos de King. El hombre logra que cada uno adapte el personaje a sí mismo y, a partir de ahí, se vuelve entrañable. Uno vive y sufre junto con Ralph y los amigos y aliados que se va topando en el camino.



De la trama, además de lo ya dicho, tengo poco que decir. Es algo que ya conocíamos del autor abordado de una manera completamente diferente. Es este hecho lo que lo vuelve tan bueno. El autor puede tratar el mismo tema quinientas veces pero es la forma en la que lo expone lo que llama la atención. En Insomnia es el caso con creses. Además de que les da un “segundo aire” a las personas que, muchas veces, pensamos que no tienen derecho a vivir grandes aventuras porque ya son demasiado mayores para ello. Dentro de una realidad algo mágica, siempre teniendo en cuenta unas limitantes reales para su personaje, King nos muestra que, a pesar de la edad y el dolor que con ella llegan, no todo está perdido.



Por lo demás, puedo decirles que el texto está muy bien relatado. Si bien al inicio nos topamos con algo un tanto lento, conforme avanzamos en la trama y nos vamos metiendo en la intriga del autor, es sencillo saltar de una página a la otra sin darse cuenta. Así, cuando menos nos percatamos de ello, hemos llegado al final. Por si fuera poco, la fotografía que nos maneja King es suficiente para internarnos en ese mundo extraño, lleno de realidades alternativas, sin demasiado esfuerzo. La adaptación es paulatina y, por ende, sencilla.



Del final tengo poco que contar sin dar spoilers. Es uno de esos finales que nunca esperamos conforme nos lleva el autor en la historia. Personalmente me ha encantado porque es en este tipo de finales donde los personajes tienen saltos enormes que provocan en el espectador una impresión indescriptible. King lo hace una vez más dándonos un término de este libro tan maravilloso como el de sus otras novelas, siempre procurando que cada cual tenga su toque particular.



Ya para terminar, sólo exteriorizaré mi extrañeza de que sean muy pocas personas las que conocen este libro de King. Antes de hacer esta reseña –porque creo que hice una con anterioridad para el blog donde escribía en el pasado –me di a la tarea de buscar otras opiniones y, con tristeza he de decir que fueron escasas. Es un libro que merece la pena. Si bien es demasiado “King”, también es sumamente diferente en muchos otros ámbitos. No nos toparemos con nada que no hayamos leído ya en cuanto a temática pero, con la manera de escribir del autor, vale la pena darle un vistazo. Me sorprende que pocos le den la oportunidad a un libro que en cuanto a terror psicológico para el lector lo encuentro a la par. Así que lo recomiendo a todos los que quieran una historia de terror en toda la extensión de la palabra, a todos esos valientes que estén terriblemente dispuestos a no dormir en un par de días pensando si son los siguientes en la lista de los planes o no. Como es de esperarse, a todo el que quiera una aventura aterradora porque, se los garantizo, la tendrán. Y claro, a Nahum, el hijo de Irma, para que se lo pida a su mamá de cumpleaños.



Como siempre, esperamos sus comentarios pero, para cerrar esta reseña les tengo una pregunta que no me deja dormir: ¿ya leyeron Insomnia?, y en caso de hacerlo, ¿qué tan largo creen que tengan su liston?


Saludos enormes,



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Dudas, opiniones, quejas, sugerencias y amenazas de muerte en los comentarios.